Higiene natural

Quiero compartir contigo la fórmula del DENTÍFRICO que aprendí en el curso de Isabel Pecino:

INGREDIENTES DE LA PASTA DE DIENTES:

- 50 grs. de arcilla blanca, también llamada kaolín (es cicatrizante)

- 1 cucharada sopera de carbonato de magnesio (fortifica el esmalte)

- 1 pizca de sal marina (como conservante natural)

- Agua destilada o infusión de té verde (para el aliento)

- Aceites esenciales: árbol del té, tomillo, clavo, menta, limón, anís verde, hinojo, ...

Elaboración:

Lo mejor es utilizar un pequeño recipiente de cristal porque los aceites esenciales estropean el plástico, aunque yo reconozco que estoy utilizando recipientes de plástico con tapa porque mis familiares y amigos me están pidiendo que les haga dentrífico y no tengo tantos botecitos de cristal.

Se mezclan la arcilla blanca, el carbonato de magnesio y la pizca de sal y se va añadiendo el agua destilada o la infusión (yo he utilizado siempre  agua destilada). Mezclar con un palito de madera o plástico, nunca metálico porque la arcilla pierde sus propiedades al entrar en contacto con superficies metálicas. No echar mucha agua o infusión porque quedaría una pasta muy líquida. Ya irás viendo.

Añadir los aceites esenciales al gusto. Para mí son básicos: 1 gota de aceite esencial de clavo (como antipatógeno); 1 gota a. e. de tomillo (como antibacteriando y antibiótico natural); 1 gota a. e. del árbol del té; 5 gotas a. e. de limón (blanqueador natural); y 2 gotas a. e. de menta (o hinojo o anís verde si no te gusta o no toleras la menta).

Yo también he añadido romero al mío porque tengo las encías sensibles (5 gotitas serán suficientes) y salvia (2 gotitas, como antiséptico).

Hay muchas más combinaciones que puedes ir probando. Los aceites esenciales no son baratos, así que puedes ir utilizando los que ya tengas e irás añadiendo poco a poco según tu intuición y lo que vayas aprendiendo.

El fluoruro es un tóxico bucal por excelencia y normalmente es añadido a la pasta dentífrica y enjuagues bucales. El Fluoruro no tienen que ver con el mineral Fluor, que se encuentra de forma natural en alimentos (almendras, nueces, lechuga). En cambio, el fluoruro es un producto residual de la industria de aluminio, acero y phosphato. Su desecho de una forma respetuosa con el medioambiente es algo muy costoso.

Coméntame, por favor, cómo te ha ido y si tienes algo para compartir o añadir a lo expuesto ¡te doy las gracias anticipadas!

 

Para completar la salud de tu boca te voy a dar la fórmula de un COLUTORIO buenísimo hecho también con aceites esenciales:

En 200 ml de agua mineral añades 3 gotas de clavo, 3 gotas del árbol del té, 3 gotas de tomillo y 3 gotas de menta o mandarina para darle un mejor sabor. Quiero decirte que el CLAVO es lo único que se "come" la caries y se usa para la piorrea, gingivitis, encías sangrantes, infecciones bucales (absceso y afta) y como anestésico, que permite cauterizar la pulpa dentaria. Si te parece que ha quedado un poco "fuerte" puedes añadirle un poco más de agua mineral, pero no mucha.

DESODORANTE NATURAL

Ingredientes para 100 ml: 50 ml de agua destilada, 50 ml de agua floral (azahar, romero, ciprés o rosa), 6 gr de piedra de alumbre en polvo, 1 perla de aceite vegetal de onagra (vitamina E), aceites esenciales (salvia sclarea, 5 gotas, ylang-ylang, 4 gotas.

Se añaden y mezclan bien todos los ingredientes.

En el curso de Isabel Pecino nos dijeron que el mineral de alumbre proporciona un eficaz efecto desodorante gracias a su capacidad natural para destruir las bacterias que, al descomponer el sudor, son las verdaderas causantes del mal olor corporal. La piedra de alumbre no enmascara los malos olores, actúa antes de su desarrollo por lo que nos ofrece una protección eficaz y natural para todo el día.

Los desodorantes convencionales dificultan el proceso natural de transpiración taponando los poros por lo que las toxinas de nuestro organismo no llegan a salir. Además, ocultan nuestro olor corporal mediante aditivos y perfumes químicos que a la larga afectan a nuestra piel, volviéndola mucho más sensible. De todos es sabida la controversia que existe con el clorhidrato de alumnio, tan perjudical para nuestra salud.

Por eso, el mineral de alumbre se utiliza principalmente: 1) como desodorante natural, ya que cierra los poros regulando la transpiración y neutralizando los malos olores, ya que inhibe la proliferación de bacterias que causan el mal olor; 2) además, es cicatrizante, especialmente indicado para usarlo después del afeitado, ya que calma la piel y la desinfecta y su efecto astrigente evita la aparición de heridas, facilitando el cicatrizado. Por otro lado, minimiza el sangrado, pues tiene propiedades hemostáticas. Por esas mismas cualidades también se utiliza para el cuidado después de la depilación; 3) es astrigente y antiséptico, por lo que es bueno aplicarlo sobre granitos para secarlos; 4) es reafirmante (las mujeres magrebíes la utilizan también como reafirmante para el vientre o pecho); 5) también se utiliza como almidón para el planchado, como pastilla potabilizadora de agua, etc.

El alumbre se presenta en piedra, polvo o disuelto en agua para ajustarse a las preferencias y se puede encontrar en herbolarios o tiendas de cosmética natural. Además, es económico.

En cuanto a las ventajas tenemos: 1) natural: es 100% natural y no contiene química ni componentes tóxicos, aunque es necesario que en la composición ponga "Potasium alum", ya que existe una forma sintética de alumbre a base de Ammonia (Ammonium Alum), que no se distingue a simple vista y que es mejor evitar; 2) propiedades hipoalergénicas: es tolerado hasta por las pieles más sensibles e incluso alérgicas; 3) inocuo: resulta totalmente inocuo  para la salud, a pesar de su contenido en Aluminio, ya que la carga iónica negativa del Potasio y su singular estructura molecular evitan que pueda ser absorbido por la piel, a diferencia de otros desodorantes a base de Clorhidrato de Aluminio, que resultan totalmente tóxicos para la piel, libre de parabenes y parafinas; 4) inodoro: por lo que no se mezcla con el perfume ni mancha la ropa.

 

PARA REGULAR EL SISTEMA NERVIOSO no hay nada mejor que tomar aceite esencial de lavanda y de azahar. Con una gota de cada tres veces al día irás notando cómo poco a poco tu sistema nervioso se va regulando. Yo lo aconsejo tomar en un poco de agua calentada previamente a la que le añado miel porque el sabor de los aceites esenciales es muy fuerte.

Si, además, duermes muy mal por la noche, puedes tomar de la misma forma (un poco de agua caliente y con miel diluida), 2 gotas de aceite esencial de lavanda y 2 gotas de naranja dulce. En el curso que hice de Psicoaromaterapia, Héctor Gambis, nos dijo que era el equivalente a un valium de 10mg o a un diazepán de 30mg, así que cuidado, tómalo con moderación.

COSMÉTICA NATURAL

TÓNICO FACIAL

Ingredientes para 150 ml: 150ml de agua destilada, hidrolato o bien infusión de hierbas (yo utilizo agua de rosas); 8 gotas de aceites esenciales a elegir. Yo le he echado al mío lavanda (6), ylang-ylang (2), romero (4), aceite sagrado de ámbar rojo (6), ámbar cachemir (6) y loto (6). Mezclar todo bien y listo.

CREMA DE CONTORNO DE OJOS

Ingredientes: 25 gr de aceite de jojoba, 50 gr de agua destilada o hidrolato de rosas, 6 gr de emulsionante emulsán, 1 cápsula de aceite de onagra o vitamina E, 3 gotas de conservante (xaromix, ronkosal o vinagre de manzana) y los aceites esenciales. Yo utilizo hinojo, para las "bolsas" (3), geranio, como antiarrugas (3), palmarrosa, para regular la secreción de sebo, hidratar la piel y favorecer la regeneración de las células cutáneas (2), mirra (2), incienso (1) y aceite sagrado de rosa, como regenerador celular (5).

 

Tema: Higiene natural

No se encontraron comentarios.

Nuevo comentario